¿CÓMO ELEGIR EL PORTABEBÉS ADECUADO?
¿CÓMO ELEGIR EL PORTABEBÉS ADECUADO?

Una mochila porta bebé no es sólo una forma cómoda de desplazarse con el pequeño, sino también un elemento importante para estrechar los lazos entre padres e hijos. Sin embargo, decidirse a comprar una mochila porta bebé es todo un reto, dada la cantidad de opciones disponibles. Desde el tipo hasta la ergonomía, pasando por la comodidad, todos los detalles son importantes. ¿Cuáles son los criterios más importantes para elegir el portabebés perfecto que satisfaga tus necesidades y las de tu pequeño?

Fular portabebés

Los portabebés tipo bandolera son muy populares entre los padres por las muchas ventajas que ofrecen.

Sobre todo, los fulares permiten un estrecho contacto con el niño, lo que fomenta un fuerte vínculo emocional. La cercanía de los padres transmite al bebé una sensación de seguridad y confort. Además, son ideales para los recién nacidos, ya que proporcionan una posición natural con apoyo para la cabeza, el cuello y la espalda del bebé. Permiten colocar al bebé en la posición "ranita", recomendada por los pediatras.

Los fulares portabebés son muy versátiles y pueden utilizarse de diversas formas: pueden atarse en la parte delantera, en la cadera o incluso en la espalda. Esto permite adaptar el transporte a la edad del niño y a las necesidades de los padres. Gracias a la distribución uniforme del peso sobre los hombros y la espalda de los padres, los fulares son cómodos incluso cuando se llevan durante largos periodos. El material se adapta al cuerpo, lo que minimiza las molestias.

Los arneses son ligeros y ocupan poco espacio, por lo que son fáciles de guardar y transportar. Pueden guardarse fácilmente en una bolsa o mochila.

Llevar al bebé en un fular puede favorecer la lactancia, ya que el estrecho contacto con el bebé estimula la producción de leche. Además, dar el pecho en un fular es cómodo y discreto.

Mochilas porta bebé ergonómicas

Por encima de todo, las mochilas ergonómicas proporcionan un apoyo adecuado para la espalda, la cabeza y las caderas del bebé. Permiten una posición natural de "ranita" en la que las rodillas están más altas que las nalgas, lo que es beneficioso para el correcto desarrollo de las articulaciones de la cadera. Cada portabebé ergonómico está equipado con correas, hebillas y cierres que facilitan su colocación y extracción de forma rápida y segura. El ajuste es sencillo, lo que permite que el portabebés se adapte fácilmente a diferentes personas.

Muchos portabebés ergonómicos cuentan con certificación de seguridad, lo que garantiza que cumplen estrictas normas de calidad y seguridad. Los cierres resistentes garantizan la seguridad del bebé durante el transporte. Suelen estar fabricadas con materiales robustos y de alta calidad, lo que las hace resistentes al desgaste y capaces de utilizarse durante más tiempo.

Al igual que los fulares, los portabebés ergonómicos pueden favorecer la lactancia materna. El contacto estrecho con el bebé favorece la producción de leche, y el portabebés facilita la lactancia discreta en distintos lugares.

¿Qué funciones adicionales puede tener un portabebés?

Los portabebés pueden estar equipados con una variedad de características adicionales que mejoran la comodidad tanto del bebé como de los padres. He aquí algunos ejemplos:

  • La capucha protectora es útil para protegerse del sol, el viento o la lluvia. La capucha ajustable proporciona una protección adecuada al niño, lo que es especialmente importante cuando se camina en diferentes condiciones meteorológicas.
  • Los bolsillos para baratijas son prácticos y te permiten guardar pequeños objetos como las llaves, el teléfono o los pañales mientras paseas con tu bebé. Es una solución cómoda que te permite tener siempre a mano lo esencial.
  • Las correas y hebillas ajustables garantizan que el portabebés pueda ajustarse fácilmente a las diferentes figuras de los padres y pueda ponerse y quitarse rápidamente. Esto es importante para la comodidad y el confort de transporte de los padres.

Edad y peso del niño a la hora de elegir un portabebés

Elegir la mochila porta bebé adecuada para tu hijo depende en gran medida de su edad y peso. Los recién nacidos, que pesan desde el nacimiento hasta unos 6 kg, necesitan mochilas portabebés que les proporcionen un soporte adecuado para la cabeza y el cuello y les permitan tumbarse de forma natural en posición de "ranita". Los fulares y algunos portabebés ergonómicos con inserciones para recién nacidos son ideales en esta etapa.

Para los bebés que pesan entre 6 y 12 kg aproximadamente, lo mejor son los fulares, los portabebés ergonómicos y los portabebés blandos. Los bebés crecen deprisa y se vuelven más móviles, por lo que estos portabebés deben ofrecer apoyo a los músculos y articulaciones en desarrollo del bebé, y permitir el transporte mirando hacia delante y a la cadera.

Los niños pequeños, que pesan entre 12 y 18 kg, necesitan mochilas portabebés que proporcionen un apoyo sólido a la espalda y las caderas de los padres. Los portabebés ergonómicos, los portabebés blandos y los portabebés de viaje, que son ideales para los paseos más largos, funcionarán bien en esta etapa.

Los niños mayores, que pesan entre 18 y 22 kg, necesitan mochilas que sean robustas y distribuyan bien el peso. Para ellos, lo mejor son los portabebés ergonómicos con una gran capacidad de carga y los portabebés de viaje, que ofrecen un apoyo adicional para la espalda de los padres y el niño, algo crucial en las excursiones más largas.

arriba
La tienda está en modo vista
Ver la versión completa del sitio
Sklep internetowy Shoper Premium